juan rulfo
A fondo
En los ferrocarriles, Juan Rulfo

En los ferrocarriles

Fotografías de Juan Rulfo. México, 2014


Profesional de la fotografía

Galería
 "En los ferrocarriles" Juan Rulfo en fnac.es

Al conocerse inicialmente la actividad fotográfica de Juan Rulfo se consideró que era una especie de ocupación marginal del escritor mexicano, algo entre un hobby y una derivación de su literatura. Tal concepción ha sido desmontada por los resultados de la permanente investigación que la Fundación Juan Rulfo y algunos estudiosos realizan sobre las circunstancias en que Rulfo se acercó a los grupos temáticos conservados en su archivo fotográfico. Se trata, en realidad, de una actividad que emprendió durante muchos años como profesional de la fotografía. Gran parte de las imágenes provienen de su juventud, cuando practicó el excursionismo y el montañismo en diversas regiones de la República mexicana. Este corpus  incluye sobre todo paisajes y arquitectura, y del mismo surgió en Rulfo la idea de elaborar publicaciones relativas a la geografía y la historia de México, proyecto que no llegó a concretar pero que mantuvo vigente a lo largo de una parte importante de su vida. Otras imágenes provienen de su acercamiento a la danza cuando se crearon ballets en torno a su obra, o de su actividad en la Comisión del Papaloapan, de la que surgiría un gran interés suyo por la comunidad mixe del estado de Oaxaca.

Fotografia Juan Rulfo

  Tampoco es desdeñable la cantidad de tomas que realizó en relación con el cine mexicano, en el período que va de 1954 a 1961. Al inicio trabaja con Roberto Gavaldón (quien hará en 1964 la versión cinematográfica de la segunda novela de Rulfo, El gallo de oro, adaptada por Gabriel García Márquez y Carlos Fuentes), haciendo fotos fijas durante la filmación de La Escondida, película en que el ferrocarril tiene un papel destacado: de ese trabajo provienen las cinco primeras imágenes del presente libro. Pocos meses después se involucra en otro proyecto del mismo Gavaldón filmado en 1955: el documental Terminal del Valle de México, realizado por encargo de los Ferrocarriles Nacionales. Rulfo toma fotografías en las mismas zonas que aparecen en la cinta: los inmensos patios de los ferrocarriles de carga en las céntricas áreas de Nonoalco y Tlatelolco, así como en los barrios aledaños de Peralvillo, Tlatilco y Tacuba, e igualmente en calles donde la ciudad y el ferrocarril convivían de manera muy conflictiva. Según el plan de la película, Rulfo fotografiará asimismo la nueva terminal ferroviaria de carga, ubicada en un lugar alejado de la ciudad de México: Tlalnepantla.

Fotografia Juan Rulfo

  Algunas de estas imágenes –de los camarógrafos de Gavaldón y de Rulfo– se realizaron desde una nave aérea (avioneta o helicóptero). Entre las vistas aéreas y las recogidas a nivel del suelo por el equipo de Gavaldón y Rulfo hay a veces grandes semejanzas, pero el último incursiona, cuando se desplaza por su cuenta, en otros lugares y con acercamientos fotográficos por completo ajenos a la intención del documental de Gavaldón. Rulfo busca entonces máquinas y vagones a pocos metros de distancia, o sigue la actividad de la gente que ahí vivía, trabajaba o simplemente cruzaba las vías. A veces muestra la difícil relación entre los trenes y el tráfico automovilístico, en imágenes sucesivas que componen una acción congelada.

  El resultado, mismo que quiso mostrar esta selección, ofrece el panorama de una zona de la capital que sería borrada totalmente del mapa apenas un lustro más tarde, al inaugurarse la Terminal del Valle de México en Tlalnepantla e iniciarse la construcción del enorme conjunto habitacional de Nonoalco-Tlatelolco, precisamente donde estuvo la principal zona de carga, almacenaje y maniobras de los ferrocarriles nacionales.

Fotografia Juan Rulfo

  Los textos que acompañan las imágenes de Juan Rulfo complementan de manera documentada esta parte de la historia del ferrocarril en México, con el enorme impacto que tuvo este medio de transporte en la vida del Distrito Federal en los últimos años de su presencia aquí, e igualmente al ser desplazado del centro urbano. Por tal razón, el libro En los ferrocarriles no es únicamente un gran conjunto de fotografías de Juan Rulfo, sino una importante investigación sobre cierto período de la historia de la ciudad de México que no había sido hasta hoy estudiado con la atención debida y que ya era indispensable recoger.

 

VISITA LA GALERÍA

Lee ‘Juan Rulfo entre vías y trenes’, un texto de Paulina Millán (pdf)

 

 

Ficha del libro
64 fotografías. 190 páginas, cubierta dura con lomo de tela.
Editorial RM y Fundación Juan Rulfo, en coedición con la Universidad Nacional Autónoma de México.
Textos en español e inglés (por orden de aparición): Víctor Jiménez, Raquel Tibol, Paulina Millán (se puede ver aquí parte del mismo), Alberto Vital, Manuel Perló Cohen y Alejandro Suárez Pareyón.